El presidente colombiano Uribe ya es conocido por su comportamiento basado en las mentiras compulsivas. Lo hizo con el uranio que supuestamente Hugo Chávez le vendió a las FARC, con el dinero que supuestamente les regaló, con la historia de un periódico colombiano que mencionaba que el Ministro del Interior de Correa con una fotografía, cuando quien aparecía era en realidad un dirigente del Partido Comunista argentino (más precisamente Patricio Etchegaray), en fin, son tantas que uno debe dejarlas de lado como a bosta en el camino.

Pero esta vez el Cachorro se metió, con una nueva farsa, con mi país natal, la República Argentina. Según “advirtieron” los funcionarios de Uribe, las FARC tendrían varios campamentos, centros de reclutamiento, agentes y partidarios. Argentina no es un país donde una fuerza de combate extranjera que -que ni siquiera gobierna su nación- tenga campamentos militares…


Ahora bien, ¿no suena ya parecido a otros discursos? Recientemente, un embajador de Israel “denunció” que en la triple frontera* se esconden milicianos de Hezbolá. También suena parecido a lo dicho por varios congresistas de EE. UU., que mencionaron que en la triple frontera, más precisamente en Argentina, se refugian numerosos terroristas islámicos.

Ya que Argentina se encuentra atestada por los guerrilleros de las FARC, sufre la incursión de los milicianos de Hezbolá y que por lo visto en mi vecindad posiblemente habite Bin Laden, considero que estos señores que “denuncian” o deben de ser una fuerza benéfica de inspiración cuasi-mística que lucha contra las fuerzas subversivas del mal a nivel internacional, o bien deben ser simples repetidores del discurso de las más altas esferas del poder imperial, que desde la Casa Blanca -donde reside Dios- se emite siempre una misma denuncia que curiosamente ubica como centro de todo mal al país más molesto del cono sur y uno de los que posee grandes recursos de agua y una porción importante de las cuencas del tan crucial a futuro acuífero guaraní.

*La triple frontera es la zona limítrofe de Argentina, Brasil y Paraguay, corazón del acuífero guaraní, una de las reservas de agua dulce en estado líquido más importante del mundo, donde siempre se ocultan los terroristas internacionales.
Saludos.

C. Marat
31 de marzo de 2008


Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario