Un 5 de mayo de 1818 (hace ya 190 años) nacía en Treveris, Alemania, el revolucionario mundial Karl Marx. Su vida fue de lucha constante, tanto contra los resquicios monárquicos de la vieja Europa como contra la moderna explotación capitalista. No hubo descanso para él, como no lo hay para un verdadero revolucionario.

Su obra es enorme. Con precisión de cirujano, quitó las sombras que ocultaban la raíz de la explotación capitalista, demostró como la historia era la lucha de clases, y se adelantó a su época previendo el futuro rol de los medios de comunicación en la lucha por la unión obrera mundial, que cobra vigencia en la Internet del día de hoy, elemento que considero clave para la organización internacional de los luchadores anticapitalistas.

Las consecuencias cada vez más nefastas del capitalismo vuelven actuales las ideas de Marx. El capitalismo hace todo lo posible para evitar su derrumbe, que es inevitable. Ya pronto le llegará la hora de su derrocamiento. Ahora es tiempo de acelerar la reorganización de la lucha mundial anticapitalista. Por eso, tiene gran vigencia en la actualidad el final del Manifiesto Comunista:

Tiemblen, si quieren, las clases dominantes ante la
Revolución Comunista. Los proletarios no tienen
nada que perder más que sus cadenas. Tienen,
en cambio, un mundo entero que ganar.
¡Proletarios de todos los países, únanse!


Share/Save/Bookmark

1 comentarios:

Anónimo dijo...

exx algo trixxte por que el gobierno del mundo xxe pone de acuerdo

Publicar un comentario