Hoy, 9 de octubre de 2008, se cumplen 41 años del asesinato del Comandante Ernesto Che Guevara, uno de los mayores héroes de la causa de la liberación de los pueblos en el mundo. Su sacrificio continuo en pos de la única causa del bien humano será siempre recordado, pues vive en el alma de los pueblos con memoria, que no olvidan, que recuerdan que una vez hubo una gran oportunidad de cambiar el mundo. Y que gracias a ese recuerdo permanente, con nueva fuerza, retoman para luchar una vez más en las filas de la causa de los hombres libres. Ernesto Guevara era un hombre del futuro. Fidel dijo una vez: "¿Cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones? ¡Que sean como el Che!". Esa es una meta gloriosa. La meta de la formación de los hombre más grande que pueda haber en una sociedad, superior a los de las demás civilizaciones. La coherencia total entre sentir, pensar y hacer, la responsabilidad por sus actos y la sensibilidad, aún en un mundo que juega en contra de ella por estar bajo la bota del capital. El Che Guevara es el ejemplo más grande de lo que será el hombre de la sociedad comunista. ¡Cuántas cosas logró el Che, y siendo que tan poco tiempo estuvo!

¡Enviado del Futuro Comunista, Ernesto Guevara, para siempre vivirás! Su nombre está en la Historia como un héroe y por ello, la llama rebelde que encendió en las almas vive y vivirá. El socialismo es la construcción de lo trascendente, el capitalismo sólo hace contrucciones efímeras, cuando hace construcciones. La Utopía, debe estar cerca. Siempre. Siempre en marcha hacia lo mejor para la Humanidad, hacia el día en que nadie morirá de hambre, ni de enfernedades curables, hacia el día donde lo imposible sea lo real y la verdad sea tangible en cada suceso. ¡Hasta el día Comunista! ¡Hasta la Victoria! ¡Siempre!


Share/Save/Bookmark

4 comentarios:

Partisano dijo...

Por supuesto, un gran ejemplo para todas las personas. Como dijo y predico, el socialismo es la ciencia del ejemplo. Con el ejemplo predico y se mantuvo firme y consecuente hasta el final.
Gracias a todo ello se creo en torno a su persona ese misterioso y atractivo halo que lo envuelve.
A pesar de todos los intentos por descafeinar su obra y su vida, usar su envase y desechar su conenido, las ideas de justicia e igualdad por las que lucho seguiran firmes y seguira siendo un referente y un modelo a seguir.

EGR dijo...

Ya aprobé tu comentario. Y ahora estoy viendo el homenaje que le estás haciendo al Che. Es precioso. Espero que lo vea también Partisano y los que también visitan este blog. El homenaje está después de las canciones infantiles y las fotos de Nube (mi gata) durmiendo. Aunque añadiré (todavía la estoy añadiendo) una entrevista que se le hizo al Ché hablando en francés.

EGR dijo...

Te recomiendo otro blog:
www.danzaorientalconsciente.blogspot.com y demás blogs de danza del vientre.

lasagradafamilia dijo...

camarada,
no pongo en duda la honesta voluntad revolucionaria del Che,
pero caben hacer salvedades de índole política y estratégica.
la estrategia del castro-guevarismo consiste en la guerra de guerrillas urbano-campesina. en argentina fue aplicada por el E.R.P. y organizaciones populistas "ultraizquierdistas" como Montoneros, FAP, FAR, etc., muy influenciadas por las llamadas "guerras de liberación nacional", donde aquella estrategia SÍ daba sus frutos porque se trataba de pueblos enteros alzados en armas contra un enemigo invasor (hablamos de una "guerra popular prolongada", estrategia de resistencia con una segunda fase de ofensiva, en palabras de MAO: "cuando la relación de fuerzas se invierte, es hora de pasar a la ofensiva"). Pero en una guerra contra el "Capital", es decir en una revolución obrera socialista contra la burguesía nativa, el proletariado debe enfrentarse al ejército regular y a los grupos paramilitares (como la juventud cruceñista) en un terreno que es conocido por ambos. Pero en la estrategia guevarista, el "ejército revolucionario" no es la clase trabajadora sino una organización militar jerárquica y burocráticamente dirigida, se trata de un grupo aislado de la "base" obrera, aunque puede nutrirse de él, no existen lazos orgánicos entre ambos, no hay relación entre ese ejército y el proceso de producción. El poder para parar la producción está en manos de la clase, pero la clase no es el ejército. Por tanto, el grupo militar se enfrenta "aisladamente" al ejército oficial de la burguesía y a los grupos paramilitares. Esa deficiencia padeció Guevara al encontrarse aislado en Bolivia, sin apoyo siquiera de los campesinos explotados ni del PCB. En la estrategia castro-guevarista el rol del "partido-ejército" es vanguardista, y por lo mismo sectario e impotente para enfrentar al "Capital". La estrategia del Che está condenada al fracaso, en Cuba la revolución triunfó por los PAROS GENERALES de la clase trabajadora de la Habana, no por las acciones de la guerrilla en sí misma, que ni siquiera se decía SOCIALISTA al comienzo de "su" revolución.
Espero que reconsideres esos problemas estratégicos, que definen el futuro político de la clase trabajadora.
Por otro lado, comparto el sentimiento de confianza en el futuro socialista de la humanidad, creo que es nuestra única salida, así como en la necesidad de un "hombre nuevo", pero creo que éste sólo es posible en una nueva sociedad con nuevos fundamentos económico-sociales. Los revolucionarios están condenados a tener todas las limitaciones de la sociedad en la cual se desarrollan y a la cual combaten, pero pueden desarrollar ciertas virtudes sobre la base que ésta les ofrce. No puede haber hombres "más allá" de su propia sociedad, pero sí hombres que con pies firmes en el presente miren con convicción hacia el futuro de la humanidad.
saludos,
fabián.
www.lasagradafamilia.wordpress.com

Publicar un comentario