9.10.08

Paz y felicidad

Hasta el momento en la historia humana, no se ha logrado la verdadera paz. Un estado de paz donde el individuo logrará desarrollar su verdadero potencial en armonía con la sociedad, en un ambiente sano, sólo puede ser proporcionado por el comunismo. En un sistema socialista, aún no habrá paz completa, porque viviremos en revolución permanente. Sin embargo, a medida que se avanzará hacia el comunismo, la nueva organización de la sociedad irá dándole la oportunidad a cada persona de ejercer su propio destino y no ser meros instrumentos del inhumano sistema del capitalismo. Muchos ciudadanos de los Estados capitalistas creen ser felices en cuanto sumen mayor posesión material. En verdad, los individuos no son felices por algo material, sino por lo que esto crea en su mente. Una ilusión de poder. Más materia con valor agregado sería más poder, frente a otras personas, a sus vecinos, a su familia, a ellos mismos. Pero no es más que una ilusión. En realidad, las personas han perdido gran parte de su poder como individuos en el capitalismo. Sin embargo, al capitalismo se lo conoce como un sistema individualista, ¿en qué quedamos entonces?. El capitalismo, ese régimen socio-económico opresivo, tiene un único líder: el Capital, que va acumulando poder real, alejándose así de su abstracción original. Pero para acumular dicho poder, el Capital tiene que quitarlo a alguien, en este caso, a millones de personas bajo su sistema. A medidas que ellos pierden poder de decisión sobre sus verdaderas realidades, el capitalismo ofrece muchas satisfacciones materiales para resolver el problema del vacío moral que va dejando a la gente: si un concepto u objeto es más poderoso que una persona, entonces las personas valen muchísimo menos. Fidel Castro dijo una vez: "tenemos que crear un mundo donde una persona valga más que todo el oro del mundo."Un mundo así es el que debemos crear los revolucionarios, hay que recuperar el poder de las personas para ellas mismas, debilitando progresivamente al Capital y así abrir cada vez más grietas en el capitalismo. En este caso, la tarea moral que nos implica no estaría cubierta del todo, aún falta algo más: la nueva moral del hombre nuevo. No podemos volver a instaurar ideas medievales previas al capitalismo, pero con la caída del poder del Capital, ¿qué llenará las esperanzas de la gente?. Lo hará una serie de valores nuevos que iremos construyendo a lo largo de la lucha, rescatando lo que merezca ser salvado del pasado (la Humanidad será el juez), uniendo esos valores en una escala coherente, constituyéndose en la guía para el ciudadano socialista, con vistas al surgimiento de un nuevo ser humano, un ser humano realmente consciente, que habitará el mundo nuevo del Comunismo, con paz y felicidad verdaderas.


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

José Luis dijo...

Siempre un placer leerte amigo, siento desde hace unos días que en el caso de Venezuela el socialismo se nos ha atragantado por no saberlo construir, lamentablemente seguimos siendo eminentemente capitalista... eso me entristece.
Un fraternal saludo, sigue con la misma calidad

EGR dijo...

En mi blog le he hecho un homenaje al Che Guevara. Pasen por él y homenajeen también al Che Guevara. Hoy 9 de octubre se cumplen 41 años de su muerte.

Publicar un comentario