Las manifestaciones y protestas ocurridos recientemente en Grecia, dejan ver al mundo que no todos están conformes con la miserable y repugnante realidad a las que nos somete el capitalismo. Y aunque los amos del mundo trabajen duro y hagan un buen trabajo de dominación, la naturaleza humana se les escapa de las manos, como aquellas fuerzas que no se pueden controlar, como aquel dios que dice ser todopoderoso pero que con el fin de la humanidad se recuerdo sería borrado.

Esperemos que estas protestas no sean una ira pasajera y dejen como legado organizaciones revolucionarias capacitadas para poner en aprietos o al menos fastidiar por más tiempo al capitalismo. Aunque ya vemos como tiemblan de miedo, aunque haya sido una acción (comparada con otros acontecimientos históricos) bastante pequeña.


Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario