En la Edad Antigua cada pueblo, cuando iba a la guerra, se sentía protegido por sus dioses, que eran solamente adorados por ellos, pues el pueblo rival tenía otra religión y el mismo sentimiento de seguridad. Pero en la actualidad, con las religiones abrahámicas (el cristianismo, el islamismo y el judaísmo), es ciertamente gracioso ver cómo todos dicen representar a la misma entidad y tener el favor de ésta, es decir de Dios. No tan gracioso es saber la cantidad de muertos que sigue habiendo a causa de los creyentes de Yavéh, como los judíos que regresaron a Palestina, su supuesta "tierra prometida" o la ya conocida intolerancia de los musulmanes y de los cristianos...

Es universalmente conocido de que a los marxistas no nos simpatizan en lo más mínimo las religiones, pero como en los últimos tiempos ha aumentado la cantidad de simpatizantes con convicciones religiosas (hablo de Latinoamérica), quisiera simplemente decir, que, en mi opinión (no la de todos los marxistas) no se puede fusionar la lucha socialista amparada en el cristianismo. Con mayor razón en el cristianismo, una creencia férreamente controlada por instituciones monolíticas y, siempre, los mejores aliados del poder mundial.


Share/Save/Bookmark

8 comentarios:

M.N.V dijo...

"la unica iglesia que ilumina, es aquella que arde en llamas"
Cuando el ser humano elimine la religion solo en ese momento conocera la libertad absoluta de pensamiento.

saludos.

Dialéctico dijo...

"La religión es el opio del pueblo" (Karl Marx)

Ahora que estamos en el aniversario del asesinato de la revolucionaria Rosa Luxemburgo, no estaría de más que volviéramos a leer un gran trabajo suyo titulado "El Socialismo y las iglesias". Aqui os dejo un enlace en PDF:

http://www.marxists.org/espanol/luxem/05Elsocialismoylasiglesias_0.pdf

Jose Luis Forneo dijo...

Totalmente de acuerdo. Socialismo y religion son totalmente incompatibles. Y la permisividad del antiguo bloque comunista a las religiones fue un grave error

Yakusin dijo...

No creo que la permisividad del antiguo bloque comunista a las religiones fuece un error, parece mas bien, una necesidad. Tal sin esa "permisividad", no se haya logrado las victorias que el propio pueblo apoyó. Es una cuestión compleja, ya que la religión forma para muchas personas, el sentido de su vida. No estaría mal mostrarnos tolerantes al respecto, sabiendo que vienen de un contexto distinto. La lucha no debria ser contra lo q pensamos obstruye el proceso revolucionario, debería ser contra nuestras propias deficiencias. Solo así, emprenderemos la tarea de destruir lo que considaremos injusto, quebrantar el sistema, a partir de las conciencias de las masas. Por que, cuando le quitemos el alimento a la maquinaria asesina, esta morira.

Pd: Marat, no se si me recordaras, alguna vez te escribi dentro del mundo wikipédico. Me encanta tu blog, te invito a que visites el mio: www.cambiotrascendental.blogspot.com

Saludos

SXA dijo...

El dueño de este blog es un pesado http://valenciansiespanyols.blogspot.com, estoy deacuerdo contigo.No hay ninguna manera de bloquearlo para que no entre en nuestros blogs? Salud.

CSA dijo...

Totalmente de acuerdo en lo que dices.

Pero añadiré una cosa y es que en la Edad Media fueron más allá, no solamente a la protección del guerrero sino ya también a la justificación racional de él. Así Santo Tomás de Aquino quiso justificar el cristianismo y su existencia lo que dejaba camino libre para atacar al Islam de forma "más justificada" que antes.

Solo podremos ser permisivos con aquellos creyentes que creen en el comunismo, el socialismo o el anarquismo y cuya religión practiquen en su ámbito privado sin imposición.

Bayo dijo...

Hola:

Yo no tengo ningún problema en que una persona tenga sus propias creencias, pero si cuando estas creencias personales tienen su origen en una "creencia organizada". Esto, básicamente, porque "las creencias organizadas" sólo buscan aumentar su rebaño y no acercarse a la verdad.

Saludos.

Bayo

Carlosdu dijo...

Por supuesto el marxismo con su ideal de comunismo en el tope del avance humano, no es compatible con las religiones emparentadas por el sagrado testamento, y desde mi punto de vista, con ninguna religión. A pesar de ello, no debemos transitar de un fanatismo religioso hacia un fanatismo estatal. Ningún Estado vela por los intereses del pueblo, todos los Estados se engendran como cúpulas de poder y dominación. Por tal razón me encuentro más apegado a las ideas anarquista que a las ideas socialistas.

Publicar un comentario