En Argentina, este país donde resido, se está hablando cada vez más de reinstaurar el servicio militar obligatorio. Por supuesto que estoy absolutamente en contra. Bien por los que quieran ser militares (siempre y cuando se mantengan leales al orden legítimo), pero sería una aberración implantar este estúpido modelo fascista.

Las fuerzas armadas argentinas son de lo peor: la única guerra moderna en la que entraron la perdieron por su mando que tan mal planificó todo, lo que nos condenó a que probablemente nunca recuperemos las Malvinas.

No le veo demasiado utilidad para el sistema, si total los jóvenes ya son adoctrinados en el fascismo por los padres.

En cuanto al servicio militar obligatorio en los países socialistas, sepan que también estoy en contra de ello, nada justifica que se nos obligue a adoptar la vida militar.


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

akamanta dijo...

tal cual, si alguien piensa defender un estado obrero, deve ser por propia voluntad

snake dijo...

Totalmente de acuerdo. Por suerte, en España el Partido Popular acabó con la mili hace ya varios años.

Publicar un comentario