Estuve reflexionando mientras veía en la Red unos videos de algunos intelectuales marxistas como Néstor Kohan sobre cuáles son las herramientas para volver a encabezar revoluciones verdaderas y no experimentos socialdemócratas (que aunque pueden paliar los nocivos efectos del capitalismo no derriban la superestructura del régimen).

Considero que es indispensable la preparación de las conciencias a través de medios de comunicación revolucionarios: potenciar nuestras herramientas y sitios en Internet, centralizar las notas y crear un fuerte periódico revolucionario que dé espacio a las diferentes opiniones en el Movimiento, y la difusión de emisoras de radio revolucionarias. Muchas de estas herramientas ya están disponibles, pero lamentablemente por la falta de coordinación revolucionaria no tienen el nivel de difusión de los medios del capitalismo.

No hay que participar de las elecciones del régimen. Es un error táctico actualmente, hay que organizarse sin sectarismo (es una Revolución, no un hobby) y aumentar la cantidad de manifestaciones, sabotajes al sistema, etc. No nos engañemos: no queremos "lo mejor" bajo la bota capitalista, queremos lo mejor, pero sin el capitalismo.


Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

CSA dijo...

Para empezar estas cometiendo un error que ya calificaba Lenin de ultraizquierdista en "el Infantilismo del izquierdismo en el comunismo"

Hay que diferenciar la participación de los socialdemocratas en el Parlamento (no hacen nada) al de los marxistas. Para un marxista el parlamento permite una audiencia de las denuncias contra el sistema, además de un posible cambio como decía el autor de "Anarquismo y comunismo", .

Hay dos posibles medios: el parlamento o la violencia organizada. Cada uno hay que utilizarlo según las circunstancias y no en todo momento, según las fuerzas que tengamos. No hacerlo así sería malgastar las fuerzas.

En España tenemos un partido obrero cuya dirección es reformista, hay que hacer entrismo en él. Y lo curioso es que en este partido, el PSOE, está habiendo más crítica que en el propio PCE.

En este caso teniendo fuerza en el PSOE y cambiando la composición del parlamento por diputados marxistas conseguiríamos avanzar hacia el socialismo (revolucion social). Pero la derecha, por sus propios intereses, querrá destruir lo conquistado (como en tiempos de Allende) así que provocará una guerra civil (o nosotros ante el peligro) por lo que empezará la etapa de la revolucion violenta.

¿Tiene que ser siempre así? No siempre, puede que sea al revés. Pero en cualquier caso hay que conseguir alcanzar la dictadura del proletariado.

Por supuesto en todo lo demás estoy de acuerdo y, si quieres, hacemos la coordinadora de comunicación.

Marat dijo...

Sí, conozco la postura de Lenin al respecto del parlamento capitalista, y no la comparto. Lenin es uno de los más grandes revolucionarios y libertadores en la Historia, pero yo no soy partidario de seguir intrucciones al pie de la letra.

CSA dijo...

No sigo instrucciones al pie de la letra, un marxista toma métodos de trabajo y los aplica según la situación.

La situación actual es la misma que en 1920 cuando los partidos comunistas de europa se negaban a participar en el Parlamento, creyendo que están destruidos (cuando no era así). Los trabajadores creían todavía en sus partidos tradicionales por lo que falló la revolución en Europa.

En América Latina va a ocurrir lo mismo si no se tiene cuidado. Así como en los años 70 se decidió que había que hacer "guerrillas" (lo que destruyó todo el trabajo hecho desde los PC´s)

Una cosa sería estar en un momento en el que los trabajadores dieran la espalda al Parlamento, organizándose y combatiendo subersivamente y otra cosa es que la gente esté votando masivamente a los partidos tradicionales de la clase obrera con una dirección reformista que hay que cambiar.

Un saludo

Publicar un comentario