El sueño de los opresores es poder reescribir la Historia para perfeccionar la explotación. Costumbre de ellos desde la Antigüedad, se perfecciona como todos los instrumentos de la opresión: es ahora el capitalismo, con su entendible obsesión por borrar el ejemplo de los revolucionarios y la lucha del proletariado contra los explotadores (silenciando en la educación los levantamientos obreros del siglo XX, mostrando a los bolcheviques como sanguinarios, queriendo hacer pensar que la Revolución Cubana está sola... y otras afirmaciones desquiciadas).

Uno de los objetivos no logrado que tiene el capitalismo liberal es el de poner al mismo nivel a sus genocidas fascistas y al movimiento comunista. Queriendo establecer como pensamiento único que hay dos extremos, supuestamente uno el fascismo y el otro el comunismo, y que el capitalismo representaría el centro racional de la política y la economía. Nada más lejos de la realidad.

Les invito a firmar en el siguiente website la campaña de recolección de firmas contra la falsificación de la Historia en el caso de la Segunda Guerra Mundial, donde el capitalismo europeo busca equiparar a la Unión Soviética con la Alemania nazi, una típica simplificación anticientífica del capitalismo oscurantista.


Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

EGR dijo...

Yo también firmaré este manifiesto, que ya lo copié en mi blog.


Estoy en contra del revisionismo histórico de la Segunda Guerra Mundial, tanto de los que quieren negar el holocausto como de los liberales fachas que quieren equiparar al fascismo y al comunismo, QUE EN REALIDAD SON IDEOLOGÍAS MUY DISTINTAS.


Te menciono las grandes diferencias entre comunismo y fascismo:



El comunismo se caracteriza por la igualdad entre todos los seres humanos (social, jurídica, económica...) mientras que el fascismo se caracterizaba por una fuerte jerarquización de la sociedad manteniendo la sociedad de clases (burgueses y proletarios) o la sociedad estamental, es decir, defiende una concepción antiigualitaria de la sociedad, donde sólo viven bien los miembros del partido fascista y del ejército.




El comunismo es internacionalista, apátrida, cosmopolita y multicultural; mientras que el fascismo exalta el nacionalismo al extremo por encima de los derechos de la gente.




El comunismo es democrático, pero no es una democracia representativa partidista como en los países capitalistas, sino que es una democracia popular mediante sufragio universal, con asamblea consultiva en la que participa todo el pueblo y sin necesidad de partidos políticos. El fascismo, está claro que es antidemocrático y pisotea los derechos de los ciudadanos, mientras que el comunismo los respeta.



El comunismo es anticapitalista y está en contra de la propiedad privada, sabe repartir muy bien la riqueza para evitar hambrunas y desigualdades. El fascismo reforzó aún más el sistema capitalista, subvencionando a grandes multinacionales como Fiat, Wolkswagen, Tyssenkrup, IBM... Que hizo empeorar la situación de los obreros de los países fascistas.



El comunismo es antiimperialista y sólo exporta revoluciones contra el imperialismo a los países oprimidos. El fascismo es totalmente imperialista y defiende la teoría del "espacio vital", que consiste en que se expanden por donde a los fachas les de la gana, sometiéndo y esclavizando a todos los habitantes de los territorios conquistados. Aunque también, el fascismo expolió económicamente a los territorios conquistados.




El comunismo es materialista y racionalista, pero no a la manera burguesa, que se preocupa más del ser humano que de el dinero. Sólo utilizan la violencia contra el opresor y no contra gente inocente. El fascismo es antipacifista e irracional porque aboga por la violencia, el fanatismo, la obediencia ciega, el sectarismo... El fascismo siempre será violento en sus métodos.




El comunismo es laico y en muchos países se separa la iglesia y el estado y se respetan las ideas de la gente. En el fascismo, la religión suele estar muy unida al estado, junto el culto a la personalidad del líder.

snake dijo...

Claro que fueron distintos!! Stalin mato a muchos más millones de personas!! Ni siquiera Hitler se merece que lo comparen con Stalin.

Marat dijo...

Snake, todos conocemos los horrores que perpetró Stalin, con sus millones de muertos a causa de la insensata política econónomica y los millones por motivos políticos.

Pero se quiere simplificar alegando supuestos "crímenes del comunismo" y así, junto a los crímenes del fascismo los liberales pretenden crear esta especie de pensamiento único (como en los '90) donde al final sólo queda como alternativa al capitalismo el capitalismo.

Publicar un comentario