Juan Manuel de Rosas

Rosas (1793-1877) fue estanciero, militar y político. Conservador y demagogo, sentía un desprecio enorme hacia la revolución liberal que inició la moderna Argentina (incluso restableció las relaciones diplomáticas con los Estados Pontificios, rotas por el apoyo de éstos a la contrarrevolución y el colonialismo). También despreciaba las leyes (incluso se ha sospechado, no sabremos nunca con certeza, que estuvo implicado en el asesinato de su amigo Facundo Quiroga porque éste, cansado de los años de caos, buscaba que se haga una constitución), pero su hipocrecía le llevó a darse el título de "Restaurador de la Leyes". Sólo dos leyes fueron aprobadas durante los 20 años de su despotismo al frente de la Confederación; la única verdadera regla fue la persecución de sus opositores, tan bien organizada como no había visto antes el país, por más sanguinarios que también fueran otros dirigentes locales. Aunque considerado un prócer defensor de la soberanía nacional, siempre actuó en beneficio de los intereses ingleses en Argentina (sin atender a los reclamos de otras potencias como Francia, que tantos problemas le traería posteriormente), ni siquiera se molestó en enviar ayuda a la resistencia malvinense contra la usurpación británica, imperio que más tarde le rechazaría (típico caso del dictador del país no-desarrollado, primero lo usan y le dejan desatar su tiranía y después lo descartan). Creador de una salvaje policía política (la Mazorca) digna de rivalizar con otras más famosas; responsable de un gran atraso social y cultural en el país, al impedir el desarrollo de un capitalismo al menos mínimo. Como no podía ser de otra manera, también destruyó obras de arte, escuelas de todo tipo y ordenó quemar libros, preferentemente de pensadores de la Ilustración.

Biografía de Rosas.

Juan Domingo Perón

Generalmente comparado con el anterior, aunque hay que reconocer que no es responsable de matanzas ni de asesinatos, ni siquiera fue un dictador, por más autoritario que fuera su gobierno. Perón (1895-1974), también militar y político, también conservador y demagogo, pudo hacerse pasar por héroe ante los ojos de muchos, gracias al inmenso odio que sentían por él los oligarcas y los liberales. No obstante su falta de visión, típico en las esperpénticas oligarquías periféricas, Perón fue el mejor amigo que pudo tener la clase dominante. Es cierto que realizó muchos beneficios para los trabajadores, la mayoría de ellos planes copiados a otros políticos a quienes nunca les dejaban realizar sus cambios. También es cierto que instauró la corrupción como sistema de la República Argentina, los desastres del Estado capitalista en el manejo de la economía, excusa usada muchos años más tarde por el peronista Carlos Menem para privatizarlo todo. Perón, el que usaba al pueblo para luego abandonarlo como hizo tantas veces (cuando huyó cobardemente en el 1955, cuando participó en el armado de lo que se llamó masacre de Ezeiza, cuando insultó a los montoneros que tanto habían luchado por él...). Para darse el gusto de morir al frente del Estado condenó a la sociedad a tener a una descerebrada y represora María Estela Martínez como presidenta, lo que le abriría las puertas definivamente a la sanguinaria dictadura del '76.

Biografía de Perón.


Nota aclaratoria

Cuando hablo de personalidades debería quedar claro que me refiero a individuos que con su carisma desplegado en el momento adecuado pudieron convertirse en los semidioses de muchas personas en la Argentina. Aunque el peor momento de este país es obviamente la dictadura 1976-1983, ésta no fue sino una respuesta del sistema capitalista a las rebeldías de la sociedad (especialmente de la juventud) que forma parte de un proceso mucho mayor: la ofensiva final contra el movimiento comunista, cuyo objetivo era quebrar internamente a los Estados socialistas y destruir todo intento revolucionario en los Estados capitalistas periféricos (pues en los desarrollados el movimiento obrero había sido ya desarticulado o, al menos, disciplinado). La victoria neoliberal en esta ofensiva es lo que ha hundido a la Humanidad en una de la épocas más mediocres y despreciables desde hace ya mucho tiempo.


Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario