Una iniciativa para otorgarle en 2010 uno de los premios más conocidos en Occidente. Aunque personalmente no creo que deban otorgárselo, ya que no envió más militares a reforzar guerras que benefician siempre a los mismos, mérito que si tuvo el último Nobel de la Paz.

No obstante, los otros méritos, los de Fidel Castro, son también conocidos por mucha gente: innumerables campañas de cooperación educativa y de salud en países de África, Asia y América Latina, alrededor de todo el mundo. En Cuba, a pesar del bloqueo impuesto por EE. UU. para hambrear al pueblo cubano, no hay hambrientos, todos tienen vivienda digna, acceso a buena salud y a buena educación, no existen las sangrientas represiones policiales, los golpes militares, el descarado tráfico de droga (que sí existe pero está muy combatido), la volatilidad social y la ignorancia generalizada, entre mucha otra basura propia de las sociedades capitalistas. Toda la gran historia de internacionalismo y de grandes logros en diversos campos (también vale recordar los logros deportivos, científicos y técnicos) fue realizada durante el gobierno de Fidel Castro, líder de la Revolución que continúa hasta hoy.

Para adherirse enviar un e-mail a fidelnobeldelapaz@gmail.com.

Fidel recibiendo el primer grupo de niños afectados por
la catástrofe de Chernóbil el 29 de marzo de 1990.

El estadista cubano ya había recibido el Premio Lenin de la Paz, otorgado por la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, en el año 1961. Sin embargo, este galardón no es tan conocido en nuestro hemisferio.

Recomiendo leer el artículo "El Nobel de la Paz no es para Fidel Castro" de Koldo Campos Sagaseta en Rebelión.org.



Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario