Hoy 2 de abril se escuchó hasta el hartazgo hablar de la "gesta" de Malvinas, en referencia a la invasión del Estado argentino del archipiélago malvinense ocurrida en 1982, durante el más sanguinario régimen del que se tenga recuerdo aquí.

Es un tema que siempre sirve a la burguesía argentina -que, no obstante, es bien anglófila- para desviar la atención de los problemas reales (también por supuesto es utilizado por la burguesía británica para atontar a su pueblo). Los nacionalistas argentinos viven reclamando la devolución de un territorio perdido en 1833.

En realidad, la Tierra es propiedad de toda la Humanidad y los Estados son la desgracia que debemos sufrir día a día, ya que su tarea es dividir artificialmente a las personas. El Estado argentino perdió las llamadas Misiones Orientales, una región que abarca la zona occidental del Río Grande do Sul de Brasil en la actualidad; la Banda Oriental, que hoy se llama Rep. Oriental del Uruguay; Paraguay; así como el Alto Perú que estuvo disputado con Perú y, para evitar un enfrentamiento, se inventó Bolivia. Los nacionalistas argentinos argumentan en favor de Argentina los documentos que demuestran la pertenencia de las Malvinas al antiguo Virreinato del Río de la Plata, pero desconocen convenientemente los tratados firmados tanto por este régimen como por la Confederación Argentina y luego la República Argentina (considerados los sucesores legales) con los indígenas de la Patagonia y el Chaco, regiones disputadas y repartidas en el pasado por Estados que no eran queridos por los aborígenes.

En la realidad, el control del archipiélago por parte de uno u otro Estado importa poco para el pueblo. Las ganancias de los recursos naturales serán para la burguesía, y es lo mismo su origen, aunque seguramente, igual será extranjera: la mayoría de los recursos naturales del territorio que controla la Rep. Argentina son de burgueses extranjeros.

Para continuar leyendo sobre el tema, recomiendo el artículo Las Malvinas: el marxismo, la guerra y la cuestión nacional de Alan Woods (escrito en 2004 durante una polémica con un dirigente trotskista argentino que defendía la postura nacionalista argentina) donde recuerda la historia de estas islas y las posibilidades para una solución socialista futura.


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Nueva República dijo...

No sabes como me gusta leer a un argentino diciendo las cosas como son y no dejándose llevar por primitivas pulsiones de nacionalista cuadrúpedo. Mi padre, paisano tuyo por cierto, más de una vez me dijo que aquello fue una aventurita de los militares para llevarse a la población a su terreno como hicieron también con el mundial de futbol y como habrían hecho también de haber llegado al enfrentamiento militar con Chile por sinrazones territoriales igualmente absurdas.

A fin de cuentas para que podéis querer ese par de estériles islas llenas de pingüinos cuando todo vuestro país está controlado desde los despachos de la CIA en EEUU?

C. Marat dijo...

Lo más triste de todo es que aún hay "marxistas" que se lamentan de haber perdido la guerra del '82...

Publicar un comentario