Habitualmente se denuncian las violaciones de derechos humanos que fueron cometidas por la banda terrorista Triple A con apoyo del Estado argentino durante el gobierno de María Estela de Perón, que fueron el preludio del genocidio llevado a cabo por las Fuerzas Armadas durante la dictadura 1976-1983 (obviamente siguiendo dictados de la oligarquía argentina y de Estados Unidos que estaba ejecutando el "plan final" para lograr el aplastamiento total de las fuerzas disidentes al capitalismo alrededor del mundo).

Sin embargo, un aspecto menos conocido de la historia argentina es la situación de los derechos humanos durante los tres gobiernos de Juan Domingo Perón, militar y político, fundador del movimiento que lleva su epónimo. Durante su autoritarismo, fueron habituales la represión, la censura y todo tipo de atropellos, orientados a crear un clima de terror para lograr el sueño de Perón: una dictadura fascista en Argentina.

En los siguientes artículos se puede indagar sobre las torturas y otros abusos cometidos durante el primer y segundo gobierno de Juan Perón:
Tanto la utilización del aparato represivo del Estado capitalista argentino, así como de leyes arbitrarias dictadas por la oligarquía (Ley de Residencia) muestran la verdadera naturaleza del peronismo: un movimiento fascistoide concebido para mantener controlada y dominada a la clase trabajadora.


Share/Save/Bookmark

1 comentarios:

C. Marat dijo...

P.D.: Chávez, el demagogo lamentablemente admirado por parte de la izquierda internacional, declaró ser peronista:

«Yo soy peronista de verdad. Me identifico en este hombre y este pensamiento que pidió que nuestros países dejen de ser factorías del imperialismo.»

El desconocimiento de la historia así como de la teoría política por parte de Hugo Chávez es enorme.

Publicar un comentario