Por fin un artículo racional y cuerdo sobre las entregas que hace el hipócrita Chávez a sus amigos del gobierno genocida colombiano:

15 de agosto de 1972 se fugaron del penal de Trelew, ubicado en el sur de la Patagonia argentina, veinticinco guerrilleros encarcelados por la dictadura de Lanusse. Todos ellos llegan al aeropuerto de esa ciudad austral pero seis solamente, altos dirigentes de tres organizaciones guerrilleras (ERP, FAR y Montoneros), logran subir a un avión previamente secuestrado por un comando guerrillero de apoyo. Los otros diecinueve son recapturados y unos días después, el 22 de agosto, son alevosamente asesinados por la dictatura en lo que se conoce como la "masacre de Trelew".

El avión con los seis dirigentes guerrilleros cruza la Cordillera de los Andes y llega a Chile donde gobernaba Salvador Allende.

Demás está decir el tremendo problema político que significó para el gobierno de Allende -acosado ferozmente por el imperialismo yanqui y la derecha golpista- la situación generada por los fugados. Esa sí era una verdadera "papa caliente": nada menos que media docena de jefes guerrilleros -no meros periodistas o refugiados- habían entrado ilegalmente al país y eran reclamados por la dictadura argentina. Sin embargo, fiel como siempre a su ética revolucionaria y rechazando de plano las "razones de estado" y las recomendaciones de "prudencia" que le hacían algunos de sus principales asesores, el camarada Allende no vaciló en darles asilo y gestionar su posterior viaje a la Cuba revolucionaria donde tampoco Fidel vaciló en recibirlos. Anteriormente Salvador Allende, antes de ser presidente, ya había demostrado su consecuencia ayudando a tres sobrevivientes de la guerrilla del Che.

¡Qué distinta la actitud que viene teniendo Chávez con la seguidilla de entrega de compañeros del ELN y de las FARC al genocida Santos, su "nuevo mejor amigo"!!! La entereza mostrada por Allende cuando la fuga de los guerrilleros argentinos muestra tal contraste con la conducta de Chávez que deja al descubierto la existencia de una brecha terrible, irreparable, entre el chavismo y el propio Chávez.

El chavismo es ese sentimiento poderoso y bello, esa visión de mundo radical, subversiva y popular que las grandes mayorías oprimidas y olvidadas venían construyendo incluso antes que Chávez apareciera en la escena pública, es esa potencia que se expresó en el caracazo y que Chávez, paradójicamente, logró representar y liderar a partir de febrero de 1992. La gravedad de la entrega de Joaquín Pérez Becerra proviene de que constituye una TRAICIÓN alevosa a ese sentimiento y es bueno tener claro -y no olvidarlo nunca- que esa traición fue cometida por el oficialismo boliburgués del cual Chávez hoy por hoy es cabeza y pieza fundamental.

Es obligado entonces preguntarse: ¿qué está pasando?

Veamos:
La llegada de Chávez al gobierno se inscribe en un proceso abierto en toda latinoamérica por el fracaso y crisis del neoliberalismo. Las luchas populares, indígenas y también de las capas medias, permiten la asunción de varios gobiernos llamados "progresistas" entre los que se cuenta el de Chávez en nuestra Venezuela. Sin embargo, más allá de las esperanzas e ilusiones de la izquierda, el capitalismo en todos esos países siguió su curso a paso de vencedor. En otras palabras, el rol histórico que vienen cumpliendo los gobiernos progresistas es permitir que el capitalismo supere su fracaso neoliberal y se recomponga asumiendo nuevas formas políticas e institucionales, más inclusivas y participativas. Ello, por supuesto, redundó en mejoras sustanciales en la calidad de vida de amplias mayorías como resultado directo de la tremenda potencialidad de lucha desarrollada por los pueblos. Sin embargo, a menos que los pueblos digan algo distinto (radicalizando sus luchas desde una perspectiva autónoma), estos gobiernos progresistas seguirán trabajando para el capitalismo. Esa es su contradicción: por un lado amplían la participación popular (aunque siempre intentando controlarla, cooptarla...), por otro rescatan y profundizan el capitalismo.

A nivel internacional estos gobiernos progresistas (aunque no sólo ellos) ven la necesidad estratégica de oponerse al imperialismo norteamericano en algunos aspectos, no tanto desde una perspectiva popular e indígena, que sería radical y hasta las últimas consecuencias, si no más bien desde los intereses de esas burguesías dizque nacionales y de las visiones corporativas de sus fuerzas armadas. Esto explica, entre otras cosas, la serie de alianzas estratégicas emprendidas con China y Rusia que son la base para nuevos negocios capitalistas y la insistencia con que aparece en el discurso de Chávez el concepto de "pluri-polaridad", útil para justificar en el plano ideológico estas alianzas. Por otro lado, se construyen espacios como UNASUR que, tras la bandera de integración latinoamericana levantada históricamente por la izquierda, incluye a gobiernos tan pro-yanquis y capitalistas como el colombiano y desarrolla un modelo de "defensa continental" basado en esquemas similares a los de la OTAN... ¿Quien entiende eso...?

Ahora bien, uno de los hechos claves que explican estas contradicciones es la capacidad que tuvieron todos estos gobiernos progresistas para utilizar los sentimientos nacionalistas y sobre todo de apropiarse DISCURSIVAMENTE de las banderas históricas de la izquierda y los pueblos. Tan grande fue la capacidad de esa narrativa, que aún hoy, a pesar de todas las evidencias que muestran el verdadero carácter capitalista de este gobierno boliburgués, el chavismo todavía cree en Chávez y lo justifica en sus errores, autoritarismos y traiciones. Pero los hechos son duros. En el caso de Venezuela, detrás del discurso del "socialismo del siglo XXI", el capitalismo más corrupto y rentista continúa su marcha impasible e incluso nace y se fortalece una nueva fracción burguesa que controla las principales instituciones estatales y estructuras políticas (incluido el PSUV, con el paradigmático boliburgués Diosdado Cabello como uno de sus principales dirigentes). Entonces, dentro de este contexto: ¿puede sorprendernos la alianza de Chávez con Santos, tan necesaria y útil para los intereses empresariales pero fatal para los pueblos de ambos lados de la frontera?

¿Puede sorprendernos la saña con que el gobierno de Chávez trató al dirigente yukpa Sabino Romero a quien intentó dejarlo preso poniéndole nada menos que SIETE abogados en contra? Los intereses del gobierno están, qué duda cabe, de lado de la extracción del carbón tan necesario para sus negocios capitalistas y no con los pueblos indígenas.

¿Puede sorprendernos que el gobierno de Chávez cuando actuó de mediador entre la Mitsubishi y los trabajadores haya favorecido a esta multinacional, la misma que mandó a matar a dos dirigentes sindicales que peleaban por sus derechos? ¿Puede sorprendernos que le haya entregado tremenda riqueza de la franja petrolífera del Orinoco precisamente a una de las transnacionales más feroces y dañinas con el medioambiente como es la Chevron...? ¿Son estas medidas anticapitalistas...?

Abramos los ojos: El gobierno de Chávez es capitalista, el chavismo en cambio es pueblo luchando por una sociedad que niega y supera al capitalismo. Ha llegado quizá un momento histórico de maduración y crecimiento donde el pueblo chavista debe comenzar a caminar solo, sostenido en sus propias organizaciones y sus propios liderazgos (colectivos en lo posible) y superar con decisión la alienación que siempre conlleva una representación o un liderazgo, más aún si éste claramente tiene objetivos y amistades que no son los nuestros. Hecho esto, dejará de llamarse "chavismo" pues será simplemente poder popular (autónomo, como debe ser). Y para los que aún creen que esta revolución no sería nada sin Chávez les conviene mejor preguntarse lo contrario: ¿qué habría sido de Chávez sin el chavismo...?

Y para terminar, ahora que arrecia la ofensiva norteamericana con las sanciones contra PDVSA, imaginemos quiénes, en el escenario de una posible invasión, estarán de nuestro lado: si el "mejor nuevo amigo" de Chávez o las guerillas de las FARC y el ELN que, más allá de las válidas críticas que se le puedan hacer a sus visiones políticas o estratégicas, vienen enfrentando a los yanquis y a los paramilitares con las armas en la mano desde ya varias décadas.

Por Alberto Rondón.


Share/Save/Bookmark

5 comentarios:

Adrita dijo...

Muy buena nota, creo que debemos tomar conciencia de los peligros de éstos gobiernos "progre" y como bien dijo Altamira -dirigente del PO argentino- ante los ataques de un historiador que defiende al gobierno "progre" de Cristina Kirchner:

"las diferencias entre Kirchner y sus opositores no son de principio, sino de grado -¡y no en todos los casos con ventaja del gobierno!-.

"Defienden la propiedad privada de los medios de producción, el monopolio capitalista y el orden internacional que es el producto de ese monopolio capitalista."

"...recientemente Argentina participó en las operaciones del Comando Sur para ‘proteger’ el canal de Panamá –en las cuales solamente no participaron Venezuela y Bolivia..."

"...todo esto va contra Chávez e incluso Ortega, o sea contra el nacionalismo latinoamericano, que incluso quiere crear un canal interoceánico independiente por Nicaragua..."

"¡CristinaFK con el imperialismo contra el movimiento nacional latinoamericano!"

"...esto define a un gobierno como pro-imperialista. ¿Y la ley antiterrorista, pactada con la CIA?" Altamira

Ante las traiciones de estos gobiernos que con la careta de la izquierda explotan cada vez más nuestro suelo y a nuestros hermanos; en Argentina se conformó el Frente de Izquierda y de los Trabajadores(FIT)que en el punto 9 de su programa dice:

"9- Por una política internacional de apoyo a la rebelión popular, por la expulsión del imperialismo de todos los países, por la unidad socialista de América Latina, por el socialismo internacional."

Porque así como los capitalistas-imperialistas no tienen fronteras los explotados tampoco.

Beso

Radio Rockultural dijo...

Bueno, Altamira no es santo de la devoción de ningún militante que se precie de ser revolucionario y de caracter Marxista-Leninista.
Es necesario denunciar que frente a este circo electoralista que se viene, el gran Altamira, junto a otros dirigentes de la izquierda que se cortó sola para repartirse "posibles" cargos en el caso de ser agraciados en una elección que solamente busca proscribir a la izquierda y ningunear el voto popular para transformar las opinones políticas en una muestra mas de polaridad, de bipartidismo en el cual ya sabemos quienes son los que terminan comiendo el pastel y quienes somos los que lo pagamos. En lugar de formar un frente revolucionario de izquierda, unido y organizado, ellos propusieron que los demás partidos y organizaciones se pongan como furgón de cola de ellos, y en lugar de ocupar la escena de la lucha popular tanto en marchas como en cortes durante este 2011, se dedicaron a juntar firmas para autenticar sus aparatitos electoralistas. El problema sigue siendo el mismo, y la solución la misma y es la que todos sabemos, el tema es que hay que asumir el compromiso de llevarla a cabo. La unidad y la organización del pueblo contra la clase dominante, lisa y llanamente, lucha de clases, la misma que el poder viene proponiendo desde hace mucho tiempo con sus medidas represivas en toda latinoamérica. Cualquier intentona electoralista no es mas que una busqueda para resolver sus soluciones acomodaticias en un puestito gubernamental para calmar sus ansias burocráticas, en lugar de ser un estadío utilizado para aglutinar y conglomerar fuerzas. Lo de Chavez quedó demostrado una vez mas, como en todos los gobiernos pseudo-progres de latinoamérica, que se le rompió el hilo de la careta y que es una más de las digitaciones yanquis con inclinaciones chauvinistas para frenar la esfervescencia popular que provoca el sistema neoliberal desde los 90's con la injusticia reinante que le propinan a nuestros pueblos.
Ante la injusticia y la represión, lucha y organización!
Arriba los que luchan!
Radio Rockultural

Adrita dijo...

¿Cómo pretendés LUCHA Y ORGANIZACIÓN para la victoria de los oprimidos si lo que hacés es descalificar a los que se ORGANIZAN en un FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES para LUCHAR contra los opresores?

Te cuento que cuando se planteó la conformación del FIT se llamó a PARTICIPAR a TODOS los sectores de izquierda y actualmente SE ESTÁN SUMANDO CIENTOS DE COMPAÑEROS porque la idea no son las elecciones sino que el FIT sea la HERRAMIENTA para LA ORGANIZACIÓN, LA TOMA DE CONCIENCIA DE CLASE DE LA CLASE OBRERA que todavía CONFÍAN en el gobierno capitalista de Cristina Kirchner. La conformación del FIT es para SUMAR, CONSTRUIR.

Te doy un ejemplo: Los compañeros del FIT no solo acompañan la lucha que lleva casi 60 días de los docentes santacruceños sino que hay militantes del FIT que forman parte de esa lucha que viene desde hace tiempo y que fueron reprimidos a medianoche con agua helada en pleno invierno por el gobierno K. Eso se llama PRAXIS compañero, lo que es fundamental para cualquier militante "que se precie de ser revolucionario y de caracter Marxista-Leninista" y agregaría trotskista.

Compañero, te invito a sumarte a organizarte y luchar junto a los compañeros del FIT así no te quedás sólo en pronunciamientos abstractos

Saludos

Radio Rockultural dijo...

Frente de Izquierda Unitario? Llamar a todos para que se encolumnen detrás de los partidos mayoritarios y esperar que nos den las órdenes de que hay que hacer, en lugar de conglomerar las bases y ver que nos están reclamando desde abajo, realizando un verdadero congreso entre todas las organizaciones de desocupados, de trabajadores, de ambientalistas, de DDHH, etc. y en vez de eso se pelean como perros por los cargos y los puestos en las listas, en lugar de reclamar en las calles, en los encuentros sociales y populares, como así también faltan a las marchas para llenar sus burocrácticos formularios para avalar esta trampa electoral y proscriptiva, en la cual, ninguna de las organizaciones que conforman el FIT hizo ninguna convocatoria para denunciar la ley electoral en su momento, y no cuando ya la habían promovido. La verdad es que si hay que volver a las bases hay que volver a Marx y a Lennin. Ellos son el ejemplo anti burocrático, anti patronal, anti imperialista, combativo y revolucionario que nuestros pueblos necesitan. "Invitar a participar" no es precisamente invitar a que se tomen las decisiones que determinaran los puntos centrales para los cuales se utilizarán la elección, que en el caso del Lenninismo es utilizada con el fin de aglutinamiento de fuerzas, no de un mero armado de listas y de "a ver quien la tiene mas larga". Esta forma de llamado me hace acordar al último congreso del partido comunista cubano, en el cual reunieron a todos para decirles lo que ya se había decidido, y eso compañero, no es precisamente, un frente unitario. Agradezco su invitación a participar de dicho frente y la soledad en la cual me encasilla, suele a veces ser la mejor compañera. Prefiero acompañar en las calles, en las luchas, en la solidaridad con nuestra clase, o sea, en la práctica, a esperar de un burócrata que voté en la lista de un frente, y que sentado en una banca democratico-burguesa y con un muy buen sueldo, se cree revolucionario, y mucho peor, que yo crea que en ese ámbito él nos apoyará. Te mando un saludo compañero, y así como me invitas a sumarme y a organizarme con el FIT, yo de digo paso y muchas gracias.

Adrita dijo...

Tal vez tengas razón en tu planteo acerca de los métodos burocráticos de alguno de los partidos del FIT.
En lo que no estoy de acuerdo es en lo de la banca porque por ejemplo los que ganaron una banca en Neuquén van a cobrar lo que ganaban como laburantes y el resto va a ser para el FIT, además se van a rotar y las actividades y propuestas del legislador van a ser las que surjan de las bases (eso en teoría)Vamos a ver que pasa...

Te cuento que llevo años sin ir a votar (esa postura hizo que me insulten -y casi me peguen delante de mis nenes chiquitos- ¿amigos? que militaban en el PTS. Solo fui a votar para diputados nacionales en oct./2005 porque era un Frentre íntegro de trabajadores y acepté participar en las listas porque me parecía importante el tema de juntarnos los luchadores para organizarnos. Por supuesto no se dió y lamentablemente los mandé a la mierda justamente por burocratones. Pero, no pierdo las esperanzas con este Frente porque me parece que las bases no comen vidrio y van a tener que democratizarse o DEMOCRATIZARSE!

Y sí, da mucha rabia la burocracia, por ejemplo cuando leí en la prensa del PO que ya existen problemas burocráticos con las bancas ganadas en Neuquén ¡no lo podía creer! pero por otro lado tal vez sea lo mejor porque las bases van a ser las encargadas de imponer la democracia. La nota es del 23/6 y se titula "Ahora con el pie izquierdo
Defendamos un método de trabajo colectivo para la banca de todos" http://po.org.ar/articulo/po1182074/ahora-con-pie-izquierdo

Pero compañero, a pesar de estos problemas, ¿cómo vamos a juntarnos y organizarnos los revolucionarios? Sinceramente no veo otro camino.

Un abrazo fraternal

Publicar un comentario