Se inauguraron las sesiones parlamentarias y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló de todo, defendió la megaminería y no hizo ningún anuncio trascendental, pero se despachó atacándonos duramente a todos los trabajadores de la educación.

Profundizando la sintonía fina, es decir, el giro a la derecha del gobierno nacional, se mostró con un discurso noventista, puro y duro, y atacó sin nombrarlo el no inicio de clases en nueve provincias y el próximo paro nacional que convoca la CTERA el 6/3.

Desde un escritorio de ministerio, más cerca de las dietas millonarias de los legisladores que de los pasillos de una escuela, ya se había despachado Sileoni diciéndonos “salvajes”, escandalizado por el "exorbitante" reclamo de unos $3000.

Hoy Cristina anunció la profundización del modelo y ante nuestro reclamo legítimo nos acusó de mantener "una lógica del pasado" y advirtió que "el salario testigo" del sector “ha tenido una evolución del 651 por ciento”.  Como si esto fuera poco, como parte del ajuste, ahora quiere quitar el FONID!  Por las dudas, también atacó a las organizaciones gremiales, planteando que en las paritarias docentes se pueda "sólo hablar de salario y nunca hablar de qué pasa con los pibes que no tienen clases". ¡Cuánta hipocresía!. Con el desfinanciamiento que continúa, con escuelas privadas continúan teniendo subsidios, en vez de destinar ese dinero a la educación pública y la falta de todo tipo de material, lejos de no preocuparnos por la educación pública, somos los/as que la sostenemos día a día.

Desde la Corriente 9 de Abril-Lista Marrón de CTERA, nos preguntamos: ¿quién se quedó en los '90? ¿Los docentes o el Ministerio de Seguridad que destina fondos millonarios para financiar el Proyecto X de la Gendarmería Nacional, para espiar y perseguir a los que salen a luchar? ¿La docencia o los que gobiernan para la megaminería y reprimen ambientalistas? ¿Quién se quedó en los 90´ cuando TBA y el grupo Cirigliano ganan millones y millones de pesos, mientras nosotros/as nos vemos obligados a viajar en un transporte público las mismas pésimas condiciones que causaron un verdadero crimen contra el pueblo pobre y trabajador, como el que vimos por estos días con la Masacre de Once? ¿Quién profundiza el noventismo? ¿La docencia que sostiene día a día las escuelas o los que mercantilizan la educación pública, subsidiando millones de pesos a la educación privada y religiosa? ¿Quién se quedó en la lógica de los noventa cuando un/a docente tiene que trabajar dos o tres cargos para poder cubrir el costo de la canasta familiar y los diputados se aumentaron un 100% los sueldos y ganan 10 veces más de lo que reclaman los gremios docentes como salario de bolsillo y gran parte de lo que cobramos sigue siendo en negro y cuando la lógica es cada vez más plata a la educación privada en detrimento de la pública?

NO PODEMOS PERMITIR MÁS ATAQUES A LOS Y LAS DOCENTES

El discurso antiobrero viene profundizándose. No nos olvidamos del ataque a los trabajadores del Subte cuando denunciaron los problemas de salud como la tendinitis. ¿Por qué ataca a la docencia ahora? Porque salimos a luchar, porque peleamos por nuestros derechos y defendemos la escuela pública.

Nuevamente Cristina Kirchner destinó sus reproches a los docentes de Santa Cruz  y habló de “exotorción y chantaje” por la huelga que llevaron adelante el año pasado. Pero el discurso dio para más. En un párrafo que constituye una verdadera provocación nos atacó planteando que gozamos  de "estabilidad laboral", y de que trabajamos "4 horas" y tenemos  "tres meses de vacaciones". ¡Mentiras!

Los docentes fuimos y somos los que evitamos que la escuela pública siga en decadencia. Cualquiera de los/as casi un millón de trabajadores/as de la educación sabemos que no sólo NO PODEMOS trabajar 4 horas porque lejos estaríamos de poder sobrevivir, sino que además nuestro trabajo implica horas extras de planificación, corrección, búsqueda de material, capacitación, etc no remunerados, pero si agotadores.

Los que defendemos la escuela pública, los que enfrentamos los ataques en los noventas y en la actualidad, seguiremos peleando por una educación pública de calidad, con plenos derechos para los trabajadores de la educación y para los alumnos y estudiantes en base a triplicar el presupuesto educativo en base a terminar con el pago de la deuda externa, que no es ni soberana ni legítima y con el quite de subsidios a la educación privada.

Para el gobierno las medidas de fuerza por un salario con el que se pueda vivir, son “salvajadas” y “extorsiones”. Todo acorde a la política de ataque y persecución a los trabajadores que viene demostrando con creces el gobierno “nacional y popular” de Cristina.

QUE LA CTERA LLAME A UN PLAN DE LUCHA NACIONAL

El gobierno se pone cada vez más duro. Es necesario que la CTERA rompa con este gobierno que puso a la docencia como blanco de sus ataques.

Hoy más que nunca tenemos que tomar la lucha en nuestras manos desde las asambleas de cada escuela, distrito y provincia para evitar que nuestros dirigentes negocien a nuestras espaldas o levanten la lucha por TV como ya nos tienen acostumbrados. Para conquistar nuestras demandas no van a alcanzar paros aislados. Es necesario imponer a la CTERA un verdadero plan de lucha nacional y se ponga a la cabeza de pelear por:

  • Salario igual a la canasta familiar 
  • Basta de sumas en negro 
  • Trabajar un turno por un salario acorde

Exigimos a la CTERA el llamado urgente un Congreso nacional de delegados con mandato de base, para organizar y preparar un plan de lucha nacional para conquistar nuestros derechos.

Corriente Nacional 9 de Abril/Trabajadores de la Educación
Tomado de Radio Rockultural


Share/Save/Bookmark

1 comentarios:

eFePé dijo...

Compañer@, te invitamos a pasarte por nuestro blog de análisis marxista sobre los medios de difusión. www.sacadodelmedio.blogspot.com

Publicar un comentario