La bandera de la explotación en Rusia,
según los capitalistas, de "liberación"
de la "dictadura" comunista.
Rusia, después de haber sido un faro de liberación para la humanidad durante décadas, con motivo del triunfo de la contrarrevolución se convirtió no sólo en el país de contrastes sociales brutales, mafia y terrorismo que conocemos, sino que además incentiva la pérdida de libertades capitalistas en el resto del mundo. Después de haber sido noticia por prohibir las marchas de orgullo gay por un siglo y condenar al grupo de música Pussy Riot, la dictadura capitalista-clerical rusa da la nota a nivel internacional, apoyada por países poco o nada democráticos (con la excepción de Cuba y Ecuador, que siendo democráticos, priorizan muchas veces un estúpido soberanismo que perjudica a los trabajadores de países alejados).


ONU aprueba resolución promovida por Rusia que relativiza vigencia de los derechos humanos frente a “valores tradicionales”.

[Tomado de SentidoG.com.]

En el marco de su actual período de sesiones el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, celebrado en Ginebra, aprobó una polémica resolución rusa sobre “valores tradicionales”, la que es rechaza por organismos de la diversidad sexual de todo el mundo.

La resolución denominada ‘Promoción de los derechos humanos y las libertades fundamentales mediante un mejor entendimiento de los valores tradicionales de la humanidad’, propuesta por Rusia tiene la coautoria de de 60 países, incluyendo miembros de la Organización de la Colaboración Islámica y la Liga Árabe.

“La resolución confirma la tesis de que la comprensión y el respeto de los valores tradicionales contribuye a la incentivación y la defensa de los derechos humanos y las libertades básicas. En la divulgación de estos valores juega un papel importante la familia, la sociedad y las instituciones educativas. Hacemos un llamamiento a los estados para de reforzar este papel”, dice el comunicado de la cancillería rusa.

Sin embargo es claro que esta propuesta rusa lo que busca es que  los derechos humanos sean considerados menos relevantes que los valores tradicionales,es decir relativizar su vigencia. Y es lamentabe que esta resolución se apruebe justo en la misma asamblea en la que importantes líderes como el Presidente de Francia o el Primer Ministro de Bélgica hicieron una clara exhoratcion a despenalizar la homosexualidad y respetar los derchos LGBT a nivel mudial.

La resolución fue aprobada por 25 votos a favor, 15 en contra y 7 abstenciones.

Votaron favorablemente: Angola, Bangladesh, Burkina Faso, Camerún, China, Congo, Cuba, Djibouti, Ecuador, India, Indonesia, Jordania, Kuwait, Kirguistán, Libia, Malasia, Maldivas, Mauritania, Filipinas, Qatar, Rusia, Arabia Saudita, Senegal, Tailandia y Uganda.

En contra: Austria, Bélgica, Botsuana, Costa Rica, República Checa, Hungría, Italia, Mauricio, México, Noruega, Polonia, Rumania, España, Suiza y Estados Unidos.

Se abstuvieron: Chile, Benín, Guetemala, Nigeria, Perú, República Moldova y Uruguay.

Human Rights Watch (HRW) había urgido a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en particular los de América Latina, a rechazar la propuesta planteada por Rusia porque “vulnera principios básicos de derechos humanos”. HRW instó especialmente a Chile, Guatemala, Uruguay y Perú a “rechazar el proyecto de resolución propuesto por Rusia, dado que el concepto que pretende instalar se presta a interpretaciones peligrosas que atentan contra los estándares y garantías básicas y universales de derechos humanos”

Repudio de la FALGBT

La Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans suma su repudio a la aprobación de una resolución sobre “valores tradicionales” en materia de derechos humanos, por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Dicha resolución, presentada e impulsada por Rusia, busca promover los “valores tradicionales” como base para los derechos humanos, lo cual reviste especial gravedad ya que numerosos expertos de la ONU han subrayado que este concepto es invocado con frecuencia por los Estados para justificar violaciones de derechos humanos, tales como violencia en la familia, violación sexual marital, matrimonios forzados, negación de derechos a personas LGBT y mutilación genital femenina.

Al respecto Esteban Paulón, Presidente de la FALGBT expresó “nos preocupa profundamente la aprobación de la resolución rusa sobre “valores tradicionales”, la cual implica un retroceso en materia del paradigma actual de los derechos humanos, ya que sin dudas tiene un espíritu restrictivo y no progresivo, como deben ser entendidos los derechos humanos.”

Asimismo agregó “lamentamos esta votación y sobre todo el papel de los países latinoamericanos. Las abstenciones de Chile y Uruguay son preocupantes, así como los los votos favorables a la resolución de parte de Cuba y Ecuador. Esperamos que los gobiernos de estos países comprendan la importancia de evitar apoyar este tipo de resoluciones que esconden conceptos discriminatorios y excluyentes en relación al género y la diversidad sexual. Más nos preocupa aún viniendo de Rusia, país del cual hemos tenido noticias últimamente sobre persecusión y violación de derechos humanos hacia el colectivo LGBT”.

Por su parte Alejandro Nasif Salum, Secretario de Relaciones Internacionales de la FALGBT concluyó “estamos sorprendidos y preocupados. Hace pocos días el mismo Comité de Derechos Humanos presentaba un informe claro y contundente sobre violaciones de derechos para población LGBT en el mundo, y hoy aprueba esta resolución diametralmente opuesta. Esperamos los gobiernos estén atentos ante el avance de facciones retardatarias en materia de derechos humanos en el seno de la ONU.”


Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario