Una vez más, para acrecentar las páginas infames de esta asquerosa época que nos toca vivir, la bestia inmunda, el capitalismo, deja su sello (que lo hace donde quiera que vaya) esta vez en Iraq, la cuna de la civilización, ahora convertido en el foco más grande de barbarie gracias a Estados Unidos (como no podía ser de otra manera), el imperio capitalista del momento.

Vamos con los datos generales del saqueo cultural ocurrido en Iraq:

  • 1.000.000 de libros de la Biblioteca Nacional de Iraq quemados.
  • 10.000.000 de documentos del Archivo Nacional de Iraq quemados.
  • 15.000 objetos del Museo Arqueológico robados.
  • 10.000 yacimientos arqueológicos saqueados.
Más detalladamente podemos aclarar que la Casa de la Sabiduría y la Biblioteca Coránica ardieron, se perdieron textos originales de Las mil y una noches, tratados matemáticos de Omar Khayyan; tratados filosóficos de Avicena, Averroes, Al Hindi o Al Farabi; piezas de las épocas babilónica, sumeria, caldea y asiria; tablillas cuneiformes con las primeras formas de escritura, etc., etc...

Las tropas de ocupación dejaron los museos y yacimientos arqueológicos de Iraq a merced de los saqueadores, quienes casi todos trabajan para coleccionistas internacionales.

Los invasores también robaron piezas en los asentamientos de Ur, destruyeron ruinas de la antigua Babilonia, provocaron daños irreparables al palacio de Nabucodonosor y esquilmaron miles de antigüedades de diferentes asentamientos arqueológicos. Como muestra de toda esta barbarie, los mercenarios yanquis envían por e-mail fotografías de "recuerdos" que han tomado de los zigurats y las ruinas de lugares como Ur, Uruk, Nínive, etc. En Ur, en concreto, al enterarse estos ignorantes de que allí supuestamente nació el profeta Abraham (aunque investigaciones recientes demostraron que el padre de los creyentes nunca existió), la soldadesca se llevó ladrillos como souvenir.

Por si fuera poco todo esto, los soldados polacos, italianos y estadounidenses dejaban grafitis en las paredes con leyendas que pasarán a la historia universal de la infamia, como "yo estuve aquí" o "amo a Mary"...


Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Mexicano dijo...

Estupidos Yankis sin cerebro.

Kermax Bathz dijo...

LOS ODIO PROFUNDAMENTE

Publicar un comentario