La siguiente es una historieta que aborda el período anterior al primer régimen de clase (click en las imágenes para ampliar):


Cuando el ser humano surge, debido a la escases de recursos y de conocimientos, debe vivir cooperativa y solidariamente con los otros hombres. La competencia no causa progreso, sino que ahoga el potencial humano. Esta primera etapa de la Humanidad es llamada «comunismo primitivo», y en la Edad Antigua aún se estaba consciente de ella (pues ahora lo sabemos gracias a la investigación científica), llamándose «Edad Dorada», con obvios agregados mitológicos. En el capítulo III de la segunda parte del libro Espartaco (la parte más conmovedora) de Howard Fast, se menciona este sentimiento:
Finalmente Espartaco se echa a dormir. Dormirá. Joven como es, hace mucho que hizo frente y dominó al terrible enemigo del insomnio. Ahora él mismo se sosiega y explora los recuerdos de la infancia. Quiere frescura, limpios cielos azules y sol y suaves brisas, y allí está todo eso. Yace entre los pinos observando cómo pacen las cabras, y junto a él está un hombre viejo, muy viejo. El viejo le enseña a leer. Con un palo el viejo traza letras y más letras en la tierra.
-Lee y aprende, hijo mío -le dice el viejo-. Así nosotros, los esclavos, llevamos un arma con nosotros. Sin ella, somos como las bestias del campo. El mismo dios que le dio el fuego al hombre le dio el poder de escribir sus pensamientos, de modo que pueda recordar los pensamientos de los dioses en los dorados tiempos pasados. En aquel entonces los hombres estaban cerca de los dioses y podían hablar con ellos cuando querían, y entonces no había esclavos. Y ese tiempo volverá.
La era del Comunismo será alcanzada sólo tras un gran desarrollo del socialismo y una vez derrocado el capitalismo. Alcanzar esta etapa sin poder, sin guerras, con abundancia material y elevación intelectual es el objetivo final de todo el movimiento comunista mundial.


Share/Save/Bookmark

1 comentarios:

ciudad-futura.net dijo...

Magnífica entrada, Marat. Un saludo desde Madrid.

Publicar un comentario